Saltar al contenido
Los valores

La participación

la participación

La participación es la acción de involucrarse en cualquier tipo de actividad de forma intuitiva o cognitiva.

Una participación intuitiva es impulsiva, inmediata y emocional, en cambio una participación cognitiva es premeditada y resultante de un proceso de conocimiento, al hacerlo se crea un vínculo entre los ideales y los valores, además de los hábitos culturales, y ese vínculo se traduce en compromiso, un compromiso con cada uno de nosotros y con la sociedad.

Es necesario promover la participación ciudadana en todos los espacios de convivencia de esta manera se involucra a todos a tomar parte en las decisiones y acciones necesarias así cada uno aporta lo que pueda dar, algo positivo y valioso para llegar a un fin en conjunto e impactar a otros con lo que tenemos dentro.

La participación como valor es una herramienta para lograr que las personas se unan para un bien en común, esto significa que todos debemos  integrarnos a las iniciativas creativas y constructivas diseñadas por otras personas y también que invites a otras personas a que formen parte de las iniciativas que tú eres capaz de crear para el beneficio de los demás.

Por más pequeñas que sean las acciones de las personas, si participan en conjunto, se comprometen a un bien común y aportan con lo que pueden contribuir, pueden lograr los cambios más grandes del mundo.

Y por ello es tan indispensable la participación en el bienestar de la sociedad, porque solamente hace falta que una persona aporte su grano de arena para motivar a los demás a que lo hagan también.

Con el tiempo y la persistencia, la participación de cada persona se acumula y genera un impacto como un efecto dominó; cuando un grupo tiene la unión que crea la participación, no hay meta que no puedan cumplir.

La participación siempre debe girar en torno a la positividad. Una persona puede encontrar en su vida varias situaciones negativas, y el llamado a contribuir a ellas; ya sea tirando pedazos de basura en la calle o dibujando un graffiti en una pared, lo mejor siempre es rechazar ese tipo de situaciones y hacer un llamado a la conciencia.

Así como muchas personas se unen para contribuir, pueden hacerlo para destruir. Es igualmente de importante reportar las acciones negativas, ya que al mantener la boca cerrada participas de una manera indirecta.

Ejemplo de Participación

El ciudadano ayuda con su sangre a otras personas al donarlas al banco de sangre.