Saltar al contenido
Los valores

La integridad

la-integridad

La Integridad Es el equilibrio en todas las áreas de nuestra vida, la integridad es uno de los valores más cercanos a la perfección, si acaso no es una de sus avenidas más directas, es actuar de forma justa, es hacer lo correcto para las personas y para nosotros.

Una persona íntegra es aquella que actúa de acuerdo a sus principios éticos y morales poniendo en práctica todo lo aprendido desde la niñez, todos los seres humanos tenemos derecho a la integridad tanto física como moral.

En este importante valor fluyen otros valores como la honestidad, rectitud, sinceridad, libertad, pureza, en fin, hacen a la persona digna de lo que es, lo que hace, así como confiable y ejemplo de vida para otros.

La integridad implica un buen grado de madurez en el nivel ético y espiritual, que conducen a la persona a actuar lo mejor posible en todas las circunstancias pues este valor afecta positivamente a todo su entorno.

La integridad es una causa de la felicidad, porque es el bienestar en todos los sentidos, el autodesarrollo en todas las áreas de la vida.

La integridad implica el desarrollo en conjunto de todos los valores en los que cree una persona. Y para alcanzar una vida integra, lo mejor es enfocarse en los valores morales de uno en uno, de manera que se aprenda profundamente cada uno y se practiquen hasta volverlos un hábito.

Si es posible, asociarse con una persona que represente un ejemplo a seguir puede ser un camino para alcanzar la integridad; lo que no sabemos es más amplio de lo que podemos imaginarlo, y encontrar un mentor ayuda a complementar lo que no sabemos.

Comunicar las ideas con personas de confianza, ayuda a considerar diferentes puntos de vista: todos a nuestro alrededor tienen algo importante que decir.

La integridad implica grandes niveles de perseverancia; como seres humanos somos imperfectos y lo más probable es que las personas fallen en los primeros intentos de practicar un valor.

Pero para alcanzar la maestría tienes que estar dispuesto a ser un principiante y a responder de una manera proactiva para que aprendas al máximo de tus experiencias para cada día ser una persona mejor.

Comenzar con la honestidad es un buen punto de partida; enfocarte en la verdad es un punto muy esencial.

Ejemplo: Una persona que, teniendo la posibilidad de difamar a otro y así sacar ventajas, se abstiene de hacerlo.