Saltar al contenido
Los valores

La cooperación

la-cooperacion

La cooperación es la tarea de ayudar y servir de una manera desinteresada, a los demás, es ayudar en conjunto para conseguir o lograr una meta que se tenga de forma más rápida y efectiva.

El trabajo cooperativo no compite, sino que suma fuerzas hacia el objetivo. En la vida, debemos ser cooperativos con los demás, porque simplemente necesitamos de la cooperación de otros en nuestra propia vida para lograr lo que anhelamos.

Los seres humanos somos protagonistas de numerosos casos de cooperación entre individuos, y muchas veces no somos conscientes de lo importante que puede llegar a ser cooperar, pues se pueden conseguir resultados excelentes para todos evitando conflictos, es indispensable para el progreso, una sola persona no puede lograr o abarcar tantas responsabilidades, es mejor y más conveniente cuando nos unimos y cada una coloca su granito de arena en el beneficio de muchos.

Cooperar es un valor que nos acerca a los demás, que nos impulsa a tener buenas relaciones interpersonales y nos impulsa a lograr el éxito propio, buscando también un bienestar para el mundo.

En la unión esta la fuerza, nadie solo puede obtener más que otros, el presidente de una compañía necesita de la cooperación de sus trabajadores para que la compañía prospere, un trabajo necesita de una integración en conjunto para obtener ganancias positivas.

La compañía más grande que el hombre conoce es la vida, que mayor cooperación que la posibilidad de tener mil activos capaces de crear y proveer mil y una acción para la evolución, superación, unión y prosperidad humana.

Diariamente se coopera por algo y para algo, la vida no es egoísta, las sociedades no deben ser egoístas, el ver el mundo como uno solo es gracias a la unión que este presenta entre todas sus partes.

En la unión esta la fuerza, cuando se tiene un problema que no se puede resolver por no presentar el conocimiento necesario, se busca la operacional de alguien que si la tenga.

El ofrecer libremente esa ayuda, o saber que para obtener un buen resultado se debe tener el conocimiento de varios es fundamental para saber cómo hacer valer el valor de la cooperación.

Ejemplo: Es difícil imaginar un mejor ejemplo de cooperación que el de las hormigas, donde cada individuo de un mismo hormiguero tiene una función asignada que cumple a la perfección, muchas veces sacrificándose por el bien del grupo. El beneficio es para todas, pues obtienen cobijo y alimento y nadie queda al margen del proceso.