Saltar al contenido
Los valores

El amor

amor

El amor es el sentimiento más importante de los seres humanos. El amor es comprender, servir, dar, compartir, querer, respetar y convivir. A través del amor podemos compartir cosas buenas con lo que nos rodean.

No sólo sentimos amor por nuestros padres, sino también por nosotros mismos, por nuestros semejantes y por el medio ambiente que nos rodea. El amor es la fuerza para impulsarnos a hacer cualquier cosa por el bien de los demás.

El amor es intangible que induce fuerza, paz, tranquilidad, alegría y por ende un bienestar en el ser humano. El amor es la inspiración total a cada acto consecuente para ser felices, y como un valor, es una fuerte inclinación emocional hacia una persona, es noble y la fuerza más dinámica que podemos tener para impulsarnos hacia cualquier clase de bien que conozcamos.

El mismo es considerado como, sentimiento y es el valor más humano y sublime de todos pues para que este sea cultivado se necesita el compendio de muchos otros, es universal y debe ser compartido y procurado por todos, donde este siempre se tendera al bien.

El amor es el uno de los valores más potentes y curiosos que existen. Es de los más potentes porque se entrega de acuerdo a cuánto se recibe. Si un niño crece sin el amor de sus padres, crece con valores negativos y probablemente con resentimiento hacia la sociedad que le rodea y hacia el mundo.

Así como no recibió amor, tampoco lo dará. El amor es una semilla que siembra la asimilación del resto de los valores, y sin el amor en una vida, ¿qué puede salir de ella? En cambio, si ese mismo niño experimenta el amor incondicional y el cuidado de unos padres, más la estimulación que causa el aprecio, ese mismo niño tendrá las bases esenciales para comportarse de una manera virtuosa y contribuir positivamente al mundo.

Ahí radica la importancia de entregar amor y vivir con él, es la fuerza superior que logra corregir y eliminar las fuerzas negativas inferiores. Mientras más amor tengamos que dar al mundo, más positivismo sembramos en él.

Siendo amoroso con las personas que no son amorosas con nosotros, enseñamos el trato correcto en nuestra sociedad y estimulamos a los demás a mejorar con el aprecio que honestamente les damos.

Ejemplo de amor

El ejemplo más bello de amor es el que podemos darnos a nosotros mismos, si nos amamos tal como somos podremos amar a los demás de la misma forma que a nosotros.