Saltar al contenido
Los valores

La legalidad

la legalidad

La legalidad es la cualidad de ser legal, es decir, de ser contemplado y permitido por las leyes, se entiende entonces como el marco dentro del cual existe todo el sistema de leyes que una sociedad ha decidido darse, volviéndose el espacio al cual los responsables de ejecutar la ley recurren en busca de información sobre cómo resolver tal o cual situación.

Como valor es un conjunto de creencias, valores, normas y acciones que incentivan a la población en creer en un estado de derecho y rechazar las injusticias. La legalidad permite apreciar el respeto e interés del ordenamiento jurídico por parte del pueblo y de quienes aplican la ley.

Los primeros obligados en cumplir la ley son los gobiernos y los organismos públicos, un país no es un estado de derecho si sus gobernantes no cumplen con la legalidad. El principio de legalidad se determina jurídicamente por la ocurrencia de 4 condiciones; delimita el espacio donde puede intervenir la ley, asegura el orden prelativo de las normas subordinadas a la ley, selecciona la norma precisa que debe de aplicarse al caso concreto y mide los poderes que la norma confiere a la administración.

El ejercicio del sistema legal es uno de los elementos que más contribuye a desarrollar la virtud en el mundo: significa un sistema diseñado para la protección y la justicia de todos, así como también el control adecuado de situaciones que delimitan el marco de lo legal.

El orden es esencial para el bienestar humano, y con el paso de los siglos se ha desarrollado el sistema más práctico para cada nación: aquel que depende de los actos. La ley no sólo es imperativa por su necesidad, sino también que se mantiene con sus cumplimientos, ya que las normas son inútiles si no se practican.

La misma está estructurada de manera que todos vivamos con el más alto código moral: nuestro comportamiento cumple con este margen tanto conociéndolo, como cumpliéndolo. Asimismo, un comportamiento que cumple con lo legal, contribuye a la fortificación del orden en la vida de todos.

La legalidad no sólo contribuye al orden, sino también a la educación y la conciencia colectiva. Para tener el mejor cumplimiento de las leyes, hay que tener un buen conocimiento de ella, y tener conciencia sobre el margen de legalidad en las acciones motiva a la reflexión de aquello más justo.

Ejemplo: Que te conduzcas dentro del marco legal en tu actuar.